Noticia

Miguel Poveda y Saúl, homenaje a Carmen Amaya, bajo la atenta mirada de Javier Limón

12/09/2018, a las 14:39

Talento innato para el cante, el viaje musical de Saúl Quirós no comienza con este primer disco, Fin de Fiesta, (Universal Music Spain) si no a los 5 años acompañando a su padre Adolfo, El Segoviano, también cantaor.

Infinidad de colaboraciones, acompañando el baile de Sara Baras, el Güito o Cristobal Reyes, con las que ha pisado también infinidad de escenarios como el Royal Albert Hall, el Teatro Real de Madrid, la Maestranza de Sevilla o el Bunka Kaikan de Tokyo avalan el trabajo y el conocimiento de Saúl Quirós.

En su debut, Saúl ha grabado una canción con Miguel Poveda en el Homenaje a Carmen Amaya, todo ello bajo la producción de Javier Limón

 

 

Fin de Fiesta es algo tan sencillo y tan difícil a la vez como es hacer un disco de canciones que emocionen, una propuesta sensible donde las raíces flamencas conviven con lo nuevo.

En este trabajo Saúl se explaya como compositor y cuenta con la compañía de su amigo de juventud Javier Limón a la producción y composición y de un “hermano mayor” muy especial: Miguel Poveda, que presta su voz a uno de los temas más emocionantes del disco Homenaje a Carmen Amaya

Sale este disco de Saúl Quiros en un momento especial para el flamenco. El vacío importante que Paco de Lucía y Enrique Morente dejaron al irse provocó un intento de revolución que ahora, más que nunca, necesita de propuestas nuevas y diferentes, que con mayor y menor éxito se suceden en nuestro panorama flamenco actual, tan maleable como excitante.

Saúl es un cantaor de cantaores. Un referente para cualquier flamenco de su generación, un conocedor de la raíz cuya musicalidad, ritmo y afinación le hacen uno de esos intérpretes aptos para múltiples batallas artísticas.

En este disco, después de toda una vida al servicio de los más grandes de lo jondo, tanto en escenarios internacionales como en tablaos de Madrid, tanto en bautizos gitanos como en películas o en televisión, Saúl decide dar un paso adelante y hacer un disco de repertorio. Con narrativa y mensaje, y además acompañado de un sonido diferente no solo por la brutal calidad de los incuestionables Alfonso Pérez, ‘Piraña’ o Maca, sino por el acercamiento a la voz que para un cantaor supone poner la palabra por encima del melisma, pero por debajo siempre de la emoción gitana.

Deja tu comentario