Fotogalería

Familias con gen olé: de tal palo, tal astilla

31/07/2015, a las 11:00

¡No saben algunos la suerte que tienen de que el arte les riega las venas! No hay más que ver cómo algunas familias llegan a tener varios artistas entre sus miembros. Comprobamos que de generación en generación, de padres a hijos, se mantiene ese «duende«, ese «pellizquito«, ese talento que hace que un baile, un cante o una expresión se convierta en sentimiento puro y extraordinario. ¿Es un don? ¿Es la magia con la que se ha convivido desde la cuna? ¿O es genética pura?

Clanes repletos de artistas. Cuando nos hablan de duende y familias, nuestra mente automáticamente se nos va hacia el Clan de Los Flores. La Faraona ha sido única y aunque New York Times escribiera aquello de «No sabe cantar, no sabe bailar, pero no se la pierdan», parece que tener una matriarca así te convalida hasta quinto de genio y figura.

flores

Y la saga continúa, aunque con una faceta menos musical y más interpretativa. Tanto la hija de Lolita, Elena Furiase,  como la de Antonio, Alba Flores sobresalen como actrices. El parecido físico entre los dos últimos es más que inquietante.

flores1

Dentro de las familias, se distinguen los Habichuela o los Morente. Estrella Morente es una digna sucesora y portadora del legado familiar.

Estrella Morente, digna hija de Enrique Morente

Muchos hijos no han podido sobrepasar el éxito y la fama de sus padres. El estigma del apellido es una persecución en cuanto a comparaciones. Uno que sabe de ello bastante es Juan Valderrama, pese a estar experimentando de forma continua con otros géneros. La «Reina de las Rancheras» vendió más de 80 millones de discos, su hija Shaila Dúrcal no podrá ni soñar con rondar esa cifra.

valderrama

Existe también los casos en los que los hijos llegan a proyectar una larga sombra a sus padres, como es el caso de Malú, que tiene una carrera fulgurante, convirtiéndose en la única mujer capaz de llenar un recinto como el Palacio de los Deportes hasta en 4 ocasiones.

delucia

Repasamos 15 hijos que comparten con sus ascendientes su pasión por el arte, con mayor o menor fortuna.

[gravityform id=»2″ name=»De tal palo, tal astilla»]

Deja tu comentario