¡¡EXCLUSIVA!! LAS FOTOS Y VÍDEOS NUNCA VISTOS DE RÍOS DE GLORIA

11/10/2020, a las 22:04

¡El pasado siempre vuelve! Prepárate para recorrer la vida de Javier Ríos y Esther Luna con material inédito y confesiones únicas.

Como en la gloria cada vez que hablo con ellos. Javi y Esther son dos de los amigos más luchadores que tengo. Saben bien que la toalla es para secarse y nunca para tirarla, que el viento puede soplar fuerte, pero que siempre termina llevándose todo lo malo.

Uno de nuestros dúos favoritos, Ríos de Gloria, abre sus álbumes de fotos y nos muestra en exclusiva, en Radiolé, imágenes que os dejarán con la boca abierta.

 

¡Mira, qué monadas!

 

 

JAVIER RÍOS

 

Muy pocos saben que Javi pasó su infancia en Australia hasta que cumplió los 6 años. “Nuestros padres inmigraron a Melbourne. Yo escuchaba a los Bee Gees pero también a Manolo Escobar. Íbamos mucho al Club español, me subía al escenario y empezaba a hacer mis pinitos”.

Disfrazarse siempre fue su perdición. ¡Atentos a sus looks más divertidos!

 

 

Javi siempre fue el rey de su casa. Las imágenes que te mostramos valen su peso en oro. ¡Son una primicia de Radiolé!

 

 

Su primera profesora descubrió que podía ser un gran tenor, y así fue como empezó cantando ópera y zarzuelas. “Yo era muy inquieto y me gustaba moverme más, yo me veía en algo más moderno”. La película “Fiebre del sábado noche” le sirvió a Javier para descubrir que quería mover las caderas como John Travolta y engominarse el tupé.

 

 

El escenario es para Javi lo que el agua para un pez. Desde muy jovencito se ha subido a ellos, y sería en el del Festival de Benidorm, en 1996, donde conocería a Gloria Gómez, la que durante años fue su mitad y con la que formó el dúo Ríos de Gloria. Ese mismo año grababan su álbum debut con temas que se convertirían en grandes éxitos, como “Sí o no”, “Aire” o “Me enamoro de ti”.

 

 

Ríos de Gloria conseguía vender miles de discos, y se convertía en el dueto número 1 del país. El éxito atravesaba nuestras fronteras y llegaba también a México y Miami.

 

ESTHER LUNA 

Si te fijas en sus ojos, su mirada la delata. Es ella: Esther, una chica pizpireta y cariñosa, a la que le encantaba imitar anuncios de televisión y disfrazarse en casa con su vecina.

 

 

Su casa jamás estuvo en silencio. Esther aprendió a hablar entre cantos y operetas. Su padre cantaba flamenco y su madre ópera, aunque ella asegura que si a alguien le debe su don es a su abuela paterna: “ella era alegría de la casa, cantaba, bailaba sevillanas y recitaba versos. Mi abuela me decía: niña, qué gracias tienes, algún día serás una gran artista”.

La fuerza del destino le llegó con Mecano, su primera casete. Aunque a ella le gustaban más las cintas que grababa de la radio. “Cuando aprobé 8 de E.G.B. mis padres me compraron una minicadena de doble pletina, enchufaba el micro, me grababa de la radio las canciones que me gustaban y yo cantaba encima”.

Quién le iba a decir que un día, mientras cantaba en casa “Desesperada”, su vecina de abajo se fijaría en su voz. “Por el lavadero le dijo a mi madre: qué bien canta Marta Sánchez. Mi madre se quedó sorprendida y le dijo que no era Marta que era su hija. Y así fue como me pidió que actuara en el cumpleaños de su hijo. ¡Y me pagó y todo!”.

 

 

Sus sueños crecieron día a día, aunque quizá tardaron en hacerse realidad más tiempo de la cuenta por falta de medios. “Me hubiera gustado estudiar música, formarme, pero tuve que ponerme a trabajar después de hacer FP y lo mío ha sido autodidacta”.

¿Quieres ver una de las primeras actuaciones de Esther? ¡Prepárate porque no va a dejar indiferente a nadie! 

 

 

Esther es, sin duda, una mujer de raza, una trabajadora incansable a quien todavía le quedan muchos sueños por alcanzar. Uno de ellos se cumplía hace tres años…

 

EL DESTINO UNE A JAVI Y ESTHER

 

Esther coincidió en un estudio con Javi y Gloria, durante la grabación del tema “El deseo es un volcán”, sin saber que años más tarde la vida cruzaría sus caminos.

Un día de noviembre de 2017, Esther recibía una llamada que cambiaría su futuro profesional. “Javi me dijo que nos teníamos que ver urgentemente. Yo no imaginaba que sería para proponerme formar parte de Ríos de Gloria. Me hizo muchísima ilusión”.

 

 

Y así es como comienza la historia de Ríos de Gloria con Javier y Esther, una historia de la que hemos sido partícipes. ‘Hacerlo contigo’, ‘Vete’ y ‘ Sin amor’ han sonado con fuerza en Radiolé y en nuestras galas. Hemos compartido grandes momentos juntos y te hacemos un resumen en el siguiente vídeo.

 

 

Física y Química. Javi y Esther suman talento y buena energía, ninguno resta ni quiere sobresalir por encima del otro. Se quieren y se respetan. Son uno y no dos, y esa es la clave para dar lo mejor de sí mismos.

Todas estas líneas forman parte ya del pasado. Lo que a partir de ahora ocurra se llama futuro, un futuro prometedor que compartiremos con vosotros en Radiolé.

Gracias Javi y Esther por ser como sois: dos personas especiales, con quienes merece la pena compartir mucho más que música. ¡Larga vida a Ríos de Gloria!

 

 

 

 

Deja tu comentario