Noticia

Kiko Veneno: «No soy ni gran intérprete, ni cantaor, ni ná».

18/06/2021, a las 10:00

El artista nos habla de su nuevo disco «Hambre»

Con semblante serio, bajo sus gafas de sol y un diario de tirada nacional entre las manos, entra Kiko Veneno al estudio Toresky. «Aquí huele a radio». Sabe que está en la primera radio que se creó en este país, y que en este estudio se han vivido momentos mágicos, de radio y de música. Enseguida, se auto invita, para venir a tocar con su guitarra sus temas más emblemáticos y como no, las nuevas canciones de «Hambre«, el disco que publica el 21 de junio, el día de la música. Y no es casualidad.

Durante la conversación, nos habla de la madurez con la que le llegó el éxito, (tras la publicación de «Échate un Cantecito«, cuando tenía 40 años) lo que le ha permitido tener siempre los pies en el suelo, aunque los que conocen al de Figueres, saben que nunca se sentiría por encima de nadie. De hecho sus canciones, siguen sirviendo de voz, de aliento para los más vulnerables, entre los que nos encontramos todos, después de esta pandemia que nos ha demostrado que no somos, lo que creíamos. 

Entre canción y canción, grabadas en su casa, en pleno confinamiento, tuvo que despedir a su madre, víctima del Covid, y es por ello que este nuevo trabajo, a pesar de tener la mayoría de temas compuestos anteriormente, no puede obviar la realidad que nos ha tocado vivir. «Días raros«, «Madera» o «La Felicidad«, son un claro ejemplo. Pero, ¿Qué es para Kiko Veneno la felicidad y cómo puede encontrarla el ser humano? De ello nos habla en esta entrevista, con esa libertad que siempre se permite, y merece, y que le sigue permitiendo hacer en la música, lo que le de la gana.

"Conocer y participar del proyecto de C.Tangana ha sido una maravilla"

En constante evolución, siempre huye de las imitaciones, incluso de sí mismo, creando canciones nuevas, sin recurrir a las que sabe seguro que le volverían a dar el éxito. En esa búsqueda incesante de nuevas experiencias, su colaboración con C. Tangana, junto a Antonio Carmona, La Húngara o Niño de Elche, le ha permitido llegar a las nuevas generaciones, "ha abierto un gran ventanal, para dar a conocer nuestra música de raíz, ya está bien de buscar influencias fuera".

"Antes de empezar un concierto, me gusta observar a la gente desde atrás"

Coincidiendo con la salida del disco, Kiko Veneno, vuelve a los escenarios, tanto en formato acústico como acompañado de su banda, para seguir llenando de alegría los teatros y festivales, de los que tanta "Hambre" tenemos. La primera cita será el domingo 20 de junio, en el Teatre Tívoli de Barcelona.

Deja tu comentario