Noticia

¡¡Esta mañana, como primicia, estrenábamos el nuevo tema de Maki en Café olé … ahora te traemos el vídeo, recién salido del horno!!

04/12/2020, a las 00:44

Esta es una ocasión que no podíamos dejar pasar. Estamos siendo testigos de un momento mucho más que entrañable en la vida de un artista muy querido en Radiolé, Maki. Bien temprano se estrenaba «Déjate llevar» con Joaquín Hurtado en nuestro programa despertador, Café Olé, y es que ya sabes que somos de comenzar el día con mucha alegría y nada mejor para tal efecto. En apenas unas horas nos han llegado multitud de comentarios de cómo os está gustando «Déjate llevar«. Como sabíamos que sería así, hemos querido acercaros un poquito de lo que nos contaba Maki hace unos días, cuando hablamos de su nuevo proyecto.

Son tantas las preguntas… y es que Maki, interpreta junto a su hija mayor Lucía, la primera composición de la pequeña de diez años. Producción musical a cargo de Maki y Joaquín Garzón, para una canción donde también contamos con la importante participación de  Fernando Caro, que nos regala unos pellizcos flamencos, que nos provocan un terremoto en el interior. Vas a «vivir» de amor ¡¡No te pierdas el clip!!

Un vídeo que han hecho con Uli Moreno Montana, gran realizador y director musical,  con el que ya han trabajado en varias ocasiones.

Necesitábamos saber qué ha sentido Maki al ver la ilusión en los ojos de Lucía. Y es que, el orgulloso papá,  ha reunido dos pasiones, la que siente por su hija y la que siente por la música, en una canción que además nace como un regalo que le hace Lucía al componerle el tema.

La verdad es que ha sido mágica la sensación porque he sido un padre que me he preocupado mucho por mis hijas, con Lucía que fue la primera que tuve, fue muy especial porque fue la primogénita, porque tiene una luz muy especial en sus ojos, de ahí el nombre de Lucía, y creo que toda esa magia que se ha ido creando durante estos años, que ya ha crecido, que son diez años los que ha cumplido en el mes de Octubre, ha llegado a un punto en el que ella ha alcanzado una 'madurez' de una niña ya un poco mayor y bueno, ella me compuso una canción, me la quería enseñar, pensaba que sería algo infantil y la sorpresa fue mayúscula.

Una propuesta que le nace a Lucía de cuna porque ha crecido rodeada de equipos de sonido, ordenadores, instrumentos y fusiones.

Lucía ha ido cogiendo lo que ha visto en casa, se buscó sus propias bases, sus melodías y a través de esas melodías creó su letra y su música para hacer la canción. Y claro, yo pensaba que era una canción infantil, para cantar en casa, pero de repente nos dimos cuenta de que la canción tenía calidad. María incluso me dijo que podíamos intentar darle la oportunidad a la niña y tal. Y al final nos lanzamos en esto y creo que ha sido algo súper especial, no es solamente porque sea mi hija, ella sabe también que soy muy exigente, pero cuando fuimos avanzando en la grabación, en el estudio, nos dimos cuenta de que Lucía tenía algo muy especial que podíamos soltar al mundo

Una niña que ha crecido curioseando con la música y que con 4 o 5 años, cuando Maki componía, iba tarareando, creando melodías en su cabeza sin saberlo. Y que con el paso del tiempo, con un poquito más de razonamiento y consciencia de saber qué estaba haciendo, ha sido capaz de sacar a delante su primera composición.

A ella le gusta mucho bailar, es muy buena estudiante, le gusta mucho jugar con sus muñecas todavía, con sus patines, su bicicleta, pero sí es verdad que dentro de todas estas ilusiones que tiene ella, la música siempre ha estado ahí. Además de una forma muy espontánea, muy alegre. Es una niña muy especial y creo que la gente lo va a descubrir ahora.

Las fotografías tomadas para el vídeo y la portada son de la autoría de Óscar Adame. Fotógrafo sevillano con el que cuentan en muchas ocasiones.

Familia de artistas, Maki, María Artés … y ahora Lucía, ¿veremos a la pequeña María aunque sea balbuceando en alguno de tus temas?

Seguro que sí, porque ya te digo, te anticipo en primicia, que ella ya, sin cumplir los dos añitos, que va a cumplir pronto dos añitos, pues sin cumplirlos, ya está haciendo las tonadillas de los dibujos animados que ve en la tele, con lo cual ya vemos que hay futuro en la familia. Y la verdad es que es una alegría muy grande. Familia de artistas y esto lo he contado muy poquito, que yo vengo de familia de artistas también porque mi padre hizo sus pinitos en la música también cuando era joven, por otra parte fue locutor de radio en Huelva. Mi madre también estuvo en proyectos musicales en el colegio, en talleres, incluso fue amiga de componentes de Jarcha. Y antes de todo eso también un bisabuelo. El abuelo de mi madre fue pintor, el pintor Pedro Gómez. Muy conocido en Huelva, en Andalucía. Tiene su calle, su estatua... y la verdad es que creo que entre la música, la pintura, la poesía, el arte en general , por ahí viene esa cosa de mi familia por hacer cosas artísticas.

Suponemos que a estas alturas, habiendo disfrutado ya de «Déjate llevar«, te estarás preguntando, como nosotros, si este tema ha sido algo puntual o estamos ante el nacimiento de una carrera musical. Aquí lo que nos dice al respecto el papá de la pequeña artista.

Esto es un regalo, de momento es un regalo que le hemos querido hacer a ella, incluso le dijimos iba a ser un regalo para su comunión, que fue hace dos meses. No sabemos cómo acabará la cosa pero sin presión ninguna porque al final los niños, son niños, no queremos que se obsesione sino que ella disfrute del momento, disfrute de la canción, de todo y en el futuro Dios dirá, si sigue componiendo canciones tan bonitas y a la gente le sigue gustando, pues seguro que le daremos más música de Lucía.

Estamos disfrutando mucho este ratito con Maki, de su faceta artística, de la personal, como padre… Pero ¿Cómo lo verá Lucía?

Te voy a contar una historia, siempre, desde pequeñita, desde que empezó a entender todo lo que le decíamos, le pregunto a Lucía antes de irnos a dormir: 'Lucía, ¿Cuánto quieres a papá? Y ella dice: infinito te quiero, buen padre guapo

Así que parece que está más que satisfecha con la fortuna de tener el papá que tiene. Y es que no podía ser de otra manera.

La vida da muchas vueltas y no sabemos las que ha tenido que dar la de Maki, para ver música todos los ámbitos de la suya.

No me la imaginaba así, siempre he sido una persona de muchos sueños, pero también de tener los pies en el suelo. Cuando saqué el primer disco, hace ya 16 años, recuerdo que sentía que para mí ya mi sueño se había cumplido. Pensé en que todo lo que viniera después sería un regalo. Diez discos ya, que se dice muy rápido, pero nunca imaginé que mi familia estuviera dedicada a la música junto a mi, ni que tuviera millones de vistas en youtube, ni que tuviera el cariño de los medios de comunicación, ni tanto reconocimiento a través del mundo. Todo eso es un regalo que ha sobrepasado, con creces mi sueño. Espero seguir así dentro de veinte años, feliz, trabajando. Siempre tengo en mi cabeza que aunque uno tenga años, que tengo ya 41, que no soy un niño, aunque intento sentirme Peter Pan siempre, con la ilusión de un niño. Que ese es el motivo de uno de mis proyectos, Peter Music, que es un niño que nunca crece. Pero sí me veo en el trabajo, creo que el trabajo es importante, siempre he tenido en mi cabeza eso que dicen, que cuando uno se jubila pierde un poco la ilusión, porque a lo mejor te apalancas y poco a poco vas apagándote. Yo creo que si pudiera estaría trabajando hasta los 70, 80, hasta que Dios quiera. Hasta que el cuerpo aguante. Soy adicto a la música, he intentado siempre equilibrar un poco, el tiempo que le dedico al trabajo y el tiempo que le doy a la familia, a los amigos, al ocio. He aprendido a equilibrar. Sobretodo en el confinamiento, he visto muchas prioridades en las que antes no pensaba porque todo va muy rápido, todo va muy rápido en el mundo de la música. En la pandemia hemos aprendido a equilibrar, a respirar un poco y sobretodo a saborear cada momento, en la vida, en la música, en la familia y en la vida en general.

Nos preguntamos cómo hace Maki para tener tanta energía, llevar tantos proyectos adelante y no decaer. Incluso podemos llegar a pensar que es una persona muy metódica que se ciñe a horarios para poder abarcar muchas cosas distintas al mismo tiempo, pero mira lo que nos cuenta.

Tengo que decir que a veces me sorprendo porque soy una persona muy muy ordenada, tengo la casa siempre super ordenada, la oficina, el estudio, todo lo que tiene que ver con mi trabajo o con mi vida personal y sin embargo, para la música, como tiene un componente artístico muy abstracto, no puedes ponerte un horario para componer. Hay días que estás mejor y a veces sale la peor canción. Y hay días que estás peor y sale la mejor. Yo creo que tiene que ver con sensaciones, con inspiraciones, con momentos.

Y es que la música, en cierta medida, sirve para ayudar a los artistas a encontrar paz mediante sus canciones. Al componer, se encuentran con sentimientos, que no sabían ni que tenían. Podríamos considerarla una herramienta de autoconocimiento.

La música es medicina, para el corazón, para la mente... y en mi caso, no solo me he conocido a través de la música si no que he cambiado a través de ella. Ya no soy el niño de 15 años que empezaba a componer canciones en un cuarto en casa de sus abuelos. Ni el niño que hacía poesía. Soy un hombre que ha aprendido con la música, he madurado y he aprendido a través de la música. Yo creo que ha sido la mejor medicina, mi mayor aliciente y sobretodo la mejor vacuna para los momentos malos. La música creo que me ha salvado. Esa es la palabra

Maki es un artista que siempre ha escuchado a otros compañeros y ha hablado con personas del sector. Ha crecido con muchos consejos y a otros ha hecho oídos sordos porque tenía claro que no servían para su trayectoria, pero si hay uno que le ha calado profundo. Es el de caminar con humildad.

Hay buenos consejos en el mundo de la música, me quedo con uno que siempre me ha dado mi amigo, mi compañero, mi hermanito Dioni Martín, de Camela. Siempre me ha dicho muchas cosas relacionadas con la humildad. Para mí, una persona, un artista, que ha ganado premios a nivel mundial, que tiene discos de oro, que ha vendido millones de discos.. Que estés con él, en su casa o en cualquier sitio y te sientas como una persona cualquiera eso me ha demostrado la humildad en mayúsculas. Como él otros artistas que conozco. La humildad y saber estar con los pies en el suelo es el mejor consejo que se le puede dar a un artista que empieza, porque el día que te olvides de eso y te pongas en la luna, va a ser complicado volver a bajar a la tierra. Es mejor, más bonito, especial llegar , como va uno, con humildad, ir de frente, ayudar a los demás, sintiendo. Eso es lo que me llevo, esa forma de llegar a donde quiero, siendo yo.

Uno debe ser uno mismo y si es siendo humilde mucho mejor. Se vive con el asombro de un niño que ve algo por vez primera y así nos imaginamos a Maki, presente, valorando cada momento. Como cuando, en 2008, estuvo en las fiestas populares de Huelva, cantando ante toda la ciudad y la familia de Mari Luz Cortés, una canción que le compuso a la pequeña. Algo inolvidable en su vida. Y que marcó un único sentimiento repartido en muchos corazones.

Hablando con él de esos instantes en los que a uno se le corta la respiración, llega ¡¡EL PREMIO!!

Si me tengo que quedar con un momento en el que fui feliz feliz feliz, el premio Radiolé 2018, ese premio no lo voy a olvidar en la vida. Y mira que tengo, gracias a Dios, reconocimientos de discos de oro o botones de plata en youtube o cosas internacionales. Pero el premio Radiolé 2018 lo voy a recordar siempre. Cuando se abrió el telón y salí... fue como algo que dije, este es el premio que más me identifica. Por mi trabajo, sacrificio y por la gente que tengo dándome el premio. Esta familia, los pipiolos y la gente de Radiolé me tienen enamorao.

Hoy el premio es para nosotros, podemos disfrutar de su nuevo tema, «Déjate llevar«. Una canción que podríamos considerar un homenaje a el vínculo entre padres e hijos. Que acaba de nacer y a la que le deseamos todo lo bueno.

 

 

Deja tu comentario