Video

José Mercé no puede evitar las lágrimas con este vídeo

07/03/2022, a las 12:44

Que José Mercé es uno de nuestros flamencos más queridos no es ninguna novedad, pero verle llorar de esta forma nos ha encogido el corazón.

El jerezano anda estos días como niño con zapatos nuevos, «como cuando llegan los Reyes Magos», dice. Han sido muchos meses, casi años en preparar lo que acaba de ver la luz. Y no es un disco más, «es una obra, no me gusta llamarlo disco porque esto va mucho más allá, se trata del mejor trabajo que he hecho en mi vida, de esos en los que arriesgas sabiendo que va a permanecer en el tiempo».

«El oripandó» es el sol, simboliza el amanecer, y esta obra amaneció con «Jamas desaparece lo que nunca parte», porque según comenta nuestro cantaor «tenemos que vivir momentos en la vida que se deben pasar para saber que la vida sigue y que hay que ser positivo. Tenemos que pensar que quien se ha ido no se ha ido, siempre está con nosotros. En este caso el olvido no existe, ni puede existir. Mi hijo Curro está presente en todo este trabajo y todo lo bueno que me pasa es por él»

José Mercé, emocionado

De todas estas vivencias habla José Mercé en este documental absolutamente emocionante. Quienes ya lo hemos visto no hemos podido evitar emocionarnos al ver llorar al cantaor. Mira todo lo que hemos descubierto en estas imágenes.

José Mercé ha abierto las puertas de su corazón para contarnos una de sus experiencias más duras, por no decir la más. La muerte de su hijo Curro le sumió en una profunda tristeza de la que solo la música supo salvarle y, por supuesto, el incondicional apoyo de su mujer,

Y todo parte de la batuta de Antonio Orozco, quien se acercó a Mercé para proponerle trabajar juntos. Lo hizo con nervios y cierta timidez pero, sobre todo, con mucho respeto hacia uno de los músicos a los que más admira. José Mercé dijo que sí y el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Ambos se deshacen en elogios mutuos. Dice Orozco que «si José Mercé fuera un patio sería uno con muchas ventanas, por donde entrara mucha luz». Y dice Mercé que, con «El Oripandó», Orozco ha abierto un camino como productor que le traerá muy buenas noticias. Seguro que los buenos augurios se cumplen. Disfrutemos del oripandó de cada día al mejor compás.

La Húngara y ¡la madre que la parió!

 

 

MÁS SOBRE: